Desde luego hay un antes y un después del panel de expertos titulado “Derechos y límites” que ha presentado esta mañana Pedro López López, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, en las XIII Jornadas de Gestión de la Información organizadas por SEDIC (Asociación Española de Documentación e Información). Y es que ya avisaba el moderador de la mesa que iba a ser una ponencia “cañera” al inicio de su intervención… Y así ha sido, no han defraudado sus palabras…

Unos ponentes de lujo completaban el panel: Miguel Jara, escritor y periodista freelance que está especializado en la investigación de temas relacionados con la ecología o la salud; y Víctor Sampedro, catedrático de opinión pública en la URJC y columnista habitual. Ambos han aportado algo de luz sobre el poder de la información y el nauseabundo olor que desprende el uso que hacen de la misma las farmacéuticas, los poderes públicos, los medios de comunicación, y un largo etcétera. Una lástima que el cuarto componente del Panel de Expertos (Juan Antonio Torreblanca castillo)no haya podido asistir, aunque Pedro López se ha encargado de leer parte de la intervención de esa intervención.

Miguel Jara, comprometido con la lucha que trata de mostrar las verdaderas intenciones que se esconden detrás de determinadas campañas de salud (Gripe A, VPH, etc.), ha desarrollado su exposición de forma brillante sobre el marketing del miedo que siguen las grandes farmacéuticas que dominan y gestionan las políticas sanitarias, aunque a veces, tengan consecuencias terribles sobre la salud de las personas. El ejemplo más claro: la vacuna contra el virus del papiloma humano y los casos de rechazo sobre un medicamento con una eficacia muy discutible (podéis leer más información en este artículo publicado por él). Todo un entramado de intereses que deciden en la sombra qué supuestas enfermedades son peligrosas para la salud y qué medicamentos deben ser administrados a gran escala para combatirlas.

Víctor Sampedro no ha vacilado en presentar a Julian Assange como el gran ejemplo de periodista transparente y comprometido: El profesional de la información tiene un compromiso de trasparencia que debe regir su trabajo hasta sus últimas consecuencias. Víctor Sampedro ha puesto sobre la mesa la relación (estrecha relación) del periodista y del hacker, con el fin de liberar información y hacerla accesible a las personas: señalar la falsedad, la mentira y la corrupción es el gran objetivo del trabajo informativo, y no se debe olvidar.

Debates y reflexiones que remueven conciencias y le hacen a uno despertar…