Pues podéis llamarme paranoico  o como queráis pero parece que ya se han dado varios casos de personas que al ir a votar se han encontrado con una sorpresa…

Al ir una compañera de trabajo al colegio electoral a media tarde, y entregar el carnet de identidad, le han comunicado en la mesa electoral que ya había ejercido su derecho al voto ese día. Por supuesto, con cara de asombro, se ha dirigido a la mesa a reclamar y protestar por un supuesto error administrativo que finalmente no ha podido solucionar. Además, al tratar de averiguar qué había podido pasar, le han comunicado que no había sido el único caso en el día de hoy en esa mesa electoral y que fuera a denunciar el caso. Por supuesto, de ahí ha tenido que ir a la comisaría de policía para poner la correspondiente denuncia:  “Pero señora, ¿seguro que no ha votado usted?”

¡Qué país…!