“Toda convicción es una cárcel”. Nietzsche

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué a vosotros no se os ocurría ninguna idea y a vuestro compañero de pupitre siempre se le ocurrían esas ideas tan fantásticas? ¿Habíais pensado que simplemente no erais creativos? ¿Que vuestro potencial era otro pero que, precisamente, no era ese? Pues no sabéis qué equivocados estábais…

Resulta que la creatividad, por si no lo sabíais, se entrena (como casi todo en la vida), y da la casualidad de que es un elemento que si se trabaja puede dar grandes resultados en poco tiempo.

Esto (y muchas cosas más) es desmenuzado en un lenguaje simple y directo por Javier Camacho (el autor) en su obra Inteligencia Creativa: cómo tener ideas que lo cambian todo de editorial Edaf. En este libro, encontraréis estrategias y elementos que facilitarán la creación, canalización y la presentación de ideas, todo ello bajo un halo de sencillez que permite asimilar fácilmente todos aquellos conceptos que debemos tener claros en el camino que hay que recorrer de aquel que no sabe que es creativo a aquel que sí lo sabe. Porque todos lo somos, aunque todavía uno no sepa que lo es, y lo que trata el libro es de mostrar cómo llegar a descubrirlo y a sacar el máximo provecho de vuestra creatividad.

Como dice su autor:

La creatividad es poner la imaginación al servicio de la creación.

Javier Camacho, creativador (tal y como se denomina en la Web de su empresa Mejora Creativa) es un creativo que dedica su experiencia a ayudar a particulares y empresas a sacar su potencial en este ámbito. Este año, participará en las XIV Jornadas de Gestión de la Información de SEDIC, dedicadas a la innovación, la creatividad y el emprendimiento, con una dinámica colectiva llamada “Creativimitos”.

No os lo perdáis, y apuntaros a las Jornadas de este año desde este enlace.